lunes, 15 de mayo de 2017

Día de la familia

Hoy es el día de la familia y, como sabemos, existen muchísimos tipos de familia. No todos son iguales, pero sí que todos tienen algo en común: un amor que nos profesan incondicionalmente. Y es que desde que nacemos, son los que están ahí. Nos ven crecer, aprender, descubrir el mundo... nos enseñan lo que saben y con su ejemplo nos aportan valores. Ellos son pilares básicos en los que nos apoyamos cuando las cosas nos van mal, pero también con quienes celebramos las buenas noticias. Son los primeros que nos animan a que luchemos por nuestros sueños, los que nos apoyan en todo y nos dan el último empujoncito cuando lo necesitamos. Dan lo mejor de sí mismos por nosotros, miran por nuestro bienestar antes que por el suyo y dejan el egoísmo a un lado para centrarse en el otro.

"Cuando una familia permanece unida, no hay ningún problema que no consigan vencer"

Normalmente nosotros como hijos es lo que vemos en nuestros padres o familiares más cercanos, con los que compartimos nuestro día a día o a los que dedicamos nuestro tiempo más preciado. Sin embargo, esto no tiene que quedar solo ahí. Está bien ser agradecido, pero también es importante que nosotros cuidemos al resto de miembros de la familia, que fortalezcamos esos lazos que nos unen y todo ello se puede hacer con pequeñas acciones: iluminando con nuestra sonrisa los días más grises, ayudando en lo que haga falta sin refunfuñar, mostrando confianza, seguridad, complicidad, apoyo, tranquilidad, protección... En definitiva, que mostremos todo ese afecto que nos tenemos, no sólo hoy, sino cada día. Muchas veces no valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos, por eso te invito a reflexionar sobre tu familia, ¿qué destacarías de ella?, ¿cuáles son los puntos fuertes y débiles?, ¿qué puedes hacer desde tu postura para fortalecer esas debilidades o suplir esas carencias? 

"Hagamos de nuestra familia el mejor lugar para crecer"

Muchas veces no les decimos que les queremos porque "ya lo saben", pero olvidamos la ilusión y la alegría que se siente cuando te lo dicen....¿por qué no lo hacemos?, ¿será por vergüenza? Si con alguien no debemos tener vergüenza, precisamente es con ellos, ya que con nadie vamos a tener ese vínculo especial que nos une a nuestra familia.


"Lo importante de una familia no es vivir juntos, sino estar unidos"

No hay comentarios:

Publicar un comentario